CONQUISTA TRAS LA BRUMA

 

Surgen miradas

junto a la pista hay hombres

barcos de expedición

es la misma historia de siglos inexactos.

Reconozco ese aliento

la tormenta se acerca

ellos arrastran telarañas

y conquistas.

El parche del pirata en plural

suena como relámpago bañado.

 

IMAGEN

 

León rugiendo. Cabeza de Adán

poseedor de los tiempos

una luz de mercurio

artificial. Son las cifras

eternidad ausente

Eva es una muchacha como todas

o tal vez como ninguna.

Nadie sabe el secreto de las horas

salvo ellos.

Sostienen en su espalda

la fragilidad del espacio

y piensan con los codos apoyados en las piernas

la cabeza entre las manos.

Ellos existen

con el surco de los grises matices

nos dan la clave. O tal vez más...

 

 

DE REPENTE

 

Tal vez fue el ángel a caballo.

O el avión sobrevolando esa ciudad

conocida.

Casas de colores se tragan mis palabras

en el espejo ya no se encuentra la máscara

abandonó su sitio. De repente.

 

EN LA VORAGINE

 

El humo se consume.

Ideas entrecruzadas tras mareas

confeccionando soliloquios.

Nos encontramos en terrenos de ciudad

rara ciudad, espejismos olores

en el sur unas cuantas despedidas.

Ya no llueve ni existen carabelas

para llegar a ese corazón de papel

su material lo ha carcomido el mundo

levantamos medio dedo para salvarlo.

Por eso hay rareza en estas calles...

 

POEMA

 

Efervescente sonido climático

un otoño discutiendo sentimientos a contraluz

humanidades publicadas.

Vale la pena mirar el cielorraso

cada toma de oxígeno

la pintura corpórea vislumbra crucigramas

nunca he prestado demasiada atención

al arlequín metodológico

es muy pesada esa palabra para un poema abierto.

Llamo a tu ventana

la desnudez me ha invadido

y el verano es un ayer suplente

hecho film.

 

DIBUJOS EN LA NOCHE

 

Quietud que se ha apoderado del alma

creaciones o tal vez bostezos de madrugada

estoy aquí imaginando ángeles

y todo pasa a transformarse, nenúfares

a punto de exclamar

corazones de escarlata.

 

SEÑAL MODERNA

 

Obra maestra del amor

prosiguen las mudanzas

violadores exhalan entrecortadamente

órganos. Dalí sumerge

sus bigotes con nostalgia.

Laberinto que atrapa

cuando los personajes cambian.

Es posible que la mutación nos trastorne

y veamos más centímetros

o estiremos la osadía

arrojando flores sin ropa

por el corredor.

 

ESPERANZA

 

Máquina a vapor

veinte siglos con un retorno ausente

lupa agrandando monumentos

en un callejón abandonado.

Buenos Aires, embarazo territorial y testigos

mitad sensual pálida lengua

creyendo ser obra completa del recuerdo perdido.

Vasto espacio,

paraje de cualquier andariego

el viento sopla, me escondo de los succionadores

y del centro de desesperación

hay cables balanceándose

en busca de un pescado extrañamente mudo.

Cierta sequía debilitó al amor

pero están nuestras manos.

 

ESAS VENTANAS

 

Congeniar el áspero olor

de la rutina

con los archivos de amor profundo

cómo no gritar desesperada?

si el hombre es hoja con puntos infinitos.

Elegir la verdadera libertad

no la ficticia con la que algunos se engañan

si los sueños son ventanas transparentes

por qué olvidarlos?

qué nos pasa?.

 

YO

 

Como si fuera árbol

estremezco.

Como si fuera hoja

me empaño en el rocío.

Como si fuera una palabra

una estrella precisa

unas manos abiertas

sigo en la lucha cotidiana

por ese amor que está tan olvidado.

Como si fuera desierto

no quiero solo imágenes

estadía corpórea de profundas lejanías.

Como si fuera vendaval

como si fuera estrépito

¿debo gritar

para que descubras esos remolinos

que llevamos siempre a bordo?.

 

LLAMAS

 

Ardiendo

conmovedor instante

supremo

un fuego

sin reflexión

ardiendo

innumerables ganas

a plena luz del día noche

caminando la tarde

dejándose llevar

por el mayúsculo desenfreno

y largar bocanadas.

Ya.

 

VIAJE  POETICO

 

Ajeno a los discursos

era inconfundible su aroma

ventanilla abierta a los campos

margaritas silvestres

un tren a toda marcha

el mar saludando a lo lejos

diminutos animales frente a una proyección

extraña

mientras sus lenguas rozaban el pastizal.

Con un chasquido de dedos

los dejábamos atrás

y luego otra vez

así hasta llegar a destino.

Pero cuando todo parecía estar en calma

el tren aceleraba, como ahora

y nos transmutamos en diminutos animales

e imaginamos proyecciones

extrañas

que nos miran a través del vidrio

y un cuaderno a medio escribir.

  

SIGLO GRUESO

( Siglo XX)

 

Fiebre amarilla en los rincones

un siglo extraño

perforando ciertos límites soportables

se mecen relojes con vehemencia

hubo quien desde un diván

interpretó sueños

su nombre permanece en la gran lista,

nació Louis Armstrong

murió Nietzsche

y Oscar Wilde.

Uno no puede quejarse

un día cualquiera alguien que no recuerdo

creó el café instantáneo.

La teoría de la relatividad

Mata Hari con sus secretos

al aire libre

bien desnuda su alma.

Sufragios,

guerras del mundo contra el mundo.

Mil novecientos cuadros vivientes

surrealistas

alucinaciones en primera fila

el alma en el entornado oráculo

del infinito

John Lennon y Gandhi

esos antepasados que fueron parte de la historia

como nosotros, inventores de sonrisas y flores.

Nada se olvida

todo es un fluir de experiencias

acopio de humanidades

un descomunal aroma.

Irrepetible.

 

LA EDICION DEL DISCURSO

 

Según el iris agigantado se imprime

locuaz, entrometido río

de palabras,

a veces huecas.

De los tiempos que corren

brújula pendular.

Tal vez los granos de arena murmuran

y el viento no sabe que hacer

con tanta sintaxis.

Gran parte de la humanidad construye

fábricas de discursos

imperativo mandato de un no ser

acorralado.

El resto digiere contenidos y señas.

Atrapados en telas de arañas

carcomiendo paraísos lejanos

hay restos de espíritus.

Solitarios vagabundos.

Con el candor de los niños

la esperanza vuelve.

 

MARIPOSA

 

Llego a la conclusión, una especie es indispensable oruga

átomo evolutivo. Cada color trae varios significados.

Embarcaciones titilantes invitan

quien lo desee puede entrar, los ritmos

enamoran, pero nada es cómodo

a través de un no itinerario.

Depende del viento como se inflaman las velas

me dijeron una vez

esas durezas que entreabren caparazones

y los pies elevan alas.

En cada oleaje, tibieza escondida

regresos

hechizo caótico y perfecto

son letras armadoras de rincones.

Rojo trueno. Verde savia. Azul

signo.

Amarillo sol.

Reposa el hado a media tarde

cuando la luz declina suavemente

y a las primeras horas del día resurge

como esos sueños dormidos.

Resurjo y vuelo.

 

Del libro : "Remolinos a bordo" (2003)

 

 

 


RETRATO DE UN VUELO

Es tarde? pregunto
el silencio humoso nos mira
queda atrapado en un esbozo
los viajes a anhelos indefinidos
vienen
es temprano? vorazmente
escaleras llevan a algún sitio
a extender piernas caderas pies
a lechos trance de amor sudorosos
y la muchedumbre agolpada queriendo saber
siempre queremos saber cuán oscura
es la profundidad.

Existimos a medida que nuestra condición de pasajeros
no permite detenerse en ningún sitio,
queremos saber si un instante equivale a eternidad
tal vez sólo es instante
entorpecido ademán de un aire alcohólico.
No supiste contestarme
otros tampoco pudieron desenredar la maraña
por eso estoy aquí
por eso estoy aquí? pregunto
resuelve la dimensión de tu vuelo
pero ten cuidado.


 

 


LOS ADIOSES

Los adioses como venas silenciosas
ingresando estallando
los adioses en el aire
en los ojos
sin palabras
un ocaso
los adioses
mutación cambio
cómo duelen
cómo nos dejan huérfanos...

 

 

 



EN COMBATE

En combate
se atraviesan soles
apenas nuevecitos
recién inaugurados
lunas
llenas de mundos
cuartos que crecen y decrecen
también estrellas
en combate
espectadoras que no entienden
por qué se derrama tanto líquido
rojo
ojos de niños de mujeres
de hombres
en combate
manos piernas cuerpos
nada se salva
corazones sueños
sueños grandes
inmensos
con alas que no conocerán el vuelo.
Se atraviesan sueños. En combate.
La radio chorrea escalofríos
esa viscosa sangre se adhiere
permanece
es plomo en las arterias,
y uno que es sensible tiembla
solloza
vocifera por un mundo distinto...
 

 



SERÁ...

Será que estoy un poco húmeda
de hueso y carne.
Será que el pasado fue parte de la novela
develada
atormentadas noches y secretos de amor
prohibido.
Será que en un tiempo remoto
la soledad oscureció instantes
y nadie salió en defensa.
Será que hay batallas que el destino
nos permite ganar
y otras no
como un sino que está escrito.
Será que uno va cambiando
los arrebatos dejan de ser incendio
y pasan a ser llama
o destellos inhóspitos.
Será que la adultez corrompe
parte del asombro
y la ingenuidad de los primeros días.
O será que como el ave fénix
estoy nuevamente renaciendo
dispuesta a todo
por vivir.
 

 

 

 

CLAUDIA AINCHIL